Este proyecto de diseño interior busca renovar la imagen del buffet de Hospital Italiano de Mendoza. Se propuso un área pública relajada y cálida, con incorporación de color y materiales naturales.
Para sectorizar el gran salón, se creo un área de café rápido en la barra que da al jardín, mesas tipo restaurant en el centro y un sector de privados en el muro lateral.
Por otro lado, el lounge del personal crea un sector de privacidad que favorece el relax y descanso de médicos y enfermeros.
Los paleta de materiales es neutra y sobria, buscando generar un ambiente relajado y cálido. Se incorporan elementos de color para contrastar y dar más dinamismo al espacio.
El área de cajas y self service está pensada para agilizar el proceso y permitir que las comidas estén siempre a la vista.
Este proyecto de diseño interior tiene el color como protagonista, entendiendo que que su uso convierte a los espacios hospitalarios en sitios más acogedores, cómodos y amigables, tanto para pacientes y familiares como para el equipo de salud.